Archivos diarios: 15 septiembre, 2014

POSICIONAMIENTO DE CSI-F EN AEMET ANTE LAS REUNIONES INFORMALES CON PRESIDENCIA

De nuevo hemos sido convocados por la presidencia de AEMET para una reunión el día 15 de septiembre. Ante ello, los representantes sindicales de CSI-F en AEMET, junto con algunos afiliados y afiliadas, hemos estado debatiendo acerca de la conveniencia de asistencia a unas reuniones informales, sin acta, en donde no se pueden adoptar decisiones ni exigir su cumplimiento, en donde se pretende filtrar documentación a los sindicatos para dar una imagen de que éstos están enterados de las cosas cuando realmente no va a ser así, en donde no puede exigirse información que no se quiera dar ni discutir asuntos que no estén en el orden del día prefijado por el presidente de AEMET, en donde se citan a organizaciones sindicales que no tienen representación en el grupo de trabajo de AEMET y, sobre todo, cuya finalidad mucho nos tememos que sea la de desplazar el foro legítimo para estas cuestiones, que es el grupo de trabajo de AEMET de la mesa delegada del MAGRAMA de la MGNAGE.

Somos de la opinión de que si el presidente de AEMET tiene algo que comunicar, debe convocar a las trabajadoras y trabajadores en un acto público (salón de actos con videoconferencia a todas las delegaciones). Y si lo que quiere es negociar aspectos del personal con los representantes sindicales, ha de hacerlo en los foros correspondientes y siempre con luz y taquígrafos. Incluso en los desayunos del anterior presidente (DCV) se redactaba un acta y se publicaba en la intranet de AEMET.

Es por ello que los integrantes del sindicato CSI-F en AEMET habíamos decidido mayoritariamente la no asistencia a este tipo de reuniones. Ahora bien, solicitamos la participación del personal de la Agencia para que nos dieran su opinión con respecto a qué postura adoptar, y mayoritariamente nos expresaron que, aunque este tipo de reuniones carecen de legalidad, dada la actual deriva de algunas organizaciones sindicales, más próximas a la administración que a las trabajadoras y trabajadores de AEMET, deberíamos estar presentes para poder informar de lo que allí acontezca, al ser CSI-F el sindicato que pone la nota discordante en esta triste “melodía”.

Por lo tanto, el sindicato CSI-F en AEMET, siguiendo la opinión mayoritaria del personal de la Agencia, ha decidido asistir a este tipo de reuniones, si bien no participará más que como observador y para aclaración puntual de algunas cuestiones, por lo que seremos los ojos y oídos de los trabajadores y trabajadoras de AEMET, reservándonos el derecho a no asistir a más reuniones en el momento en que detectemos que éstas supongan una pérdida de tiempo y un paripé, esto no es un club de amigotes, y advirtiendo de que todas aquellas cuestiones que sean tratadas y consideremos objeto de información y/o negociación, serán trasladadas al grupo de trabajo de AEMET de la MD del MAGRAMA para ponerlas encima de la mesa, y que allí se discutan y consten en acta por ser éste el foro legítimo y legal.

Ni vamos a dejarnos manipular ni vamos a callarnos en todo aquello que tengamos que denunciar por el simple hecho de que ahora la presidencia de AEMET haya tenido esta ocurrencia, que más parece orientada a desprestigiar la imagen sindical dando la impresión de que se estén tratando cuestiones a espaldas de las trabajadoras y trabajadores de la Agencia.

POSICIONAMIENTO DE CSI-F EN AEMET ANTE LAS REUNIONES INFORMALES DE PRESIDENCIA

El sindicato CSI-F en AEMET.

PROTOCOLO CONTRA AGRESIONES A EMPLEADOS PÚBLICOS

GRACIAS POR RESPETARNOS Agresiones empleados públicos
  • El protocolo responde al incremento de agresiones durante la crisis y recogerá la experiencia del personal en ‘ventanilla’ y que ejecuta embargos
  • Contempla un registro de agresiones, timbres de alarma, pantallas de separación y simulacros periódicos para repeler situaciones de violencia

El Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas ultima el diseño de un protocolo de actuación contra las agresiones físicas, verbales y amenazas que sufren los empleados públicos en su puesto de trabajo, ante el “volumen creciente” de estas situaciones durante los últimos años.

Este protocolo –que generaliza las experiencias piloto realizadas en algunos ámbitos como las oficinas de empleo- ha sido puesto en común con todos los ministerios y se aplicará en el conjunto de las Administración General del Estado y sus organismos dependientes. Esta iniciativa ha sido posible tras las reivindicaciones y el acuerdo alcanzado con la Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSI-F).

Tal y como reconoce Hacienda en su informe, durante 2013 “se ha producido un incremento en el número de incidentes registrados, distribuidos en un amplio número de organismos, pero especialmente concentrados en el área de empleo”. Esta situación se atribuye a la sensibilidad de los ciudadanos acrecentada por la situación de crisis prolongada que venimos padeciendo, tal y como ha venido denunciando CSI-F. El Gobierno aún no dispone de cifras y por eso pondrá en marcha un registro de agresiones.

El Gobierno contemplará como episodio de violencia las agresiones físicas (“pegar, golpear, empujar…”) y las conductas amenazantes que sufren los empleados públicos en su puesto de trabajo, principalmente los abusos verbales y las amenazas, puesto que son los incidentes más comunes. El documento, acordado con CSI-F, recalca que estas situaciones son “delitos específicos contra la autoridad, sus agentes y funcionarios públicos, reciben el nombre de atentados, resistencia y desobediencia y están regulados en el artículo 550 del Código Penal.

El protocolo recabará la experiencia personal de los empleados públicos que realizan trabajos con especial riesgo (trabajo con el público, personaciones o embargos) y se establecerá un dispositivo preventivo adaptado en cada ámbito: sistemas de detección, timbres de alarma, pantallas, personal de seguridad, cámaras y protocolos de colaboración con los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado.

A partir de ahí, establece una serie de actuaciones durante la situación de riesgo y grados de alerta, así como simulacros periódicos, que refuercen la concienciación y las conductas preventivas de los empleados públicos. Igualmente, se prevén actuaciones de apoyo jurídico y psicológico por parte del Estado y la contratación de seguros de garantía de reclamación ante terceros por daños y perjuicios por malos tratos u ofensas verbales.

CSI-F se felicita de este acuerdo, que supone un avance en la sensibilización social y dar visibilidad a este tipo de situaciones que en demasiadas ocasiones sufren con resignación y en soledad los empleados públicos por indefensión, miedo a las  represalias o simplemente por considerar que su denuncia no sirve para nada. CSI-F también espera que el Gobierno incluya las “amenazas gestuales” y las grabaciones con el dispositivo móvil con la amenaza de difundirlas en la  web (una situación que se ha constatado en las oficinas de empleo).

Este tipo de situaciones se han elevado de manera exponencial desde el comienzo de la crisis, pero al no existir un registro sistematizado, salvo en ámbitos específicos como los centros penitenciarios, no es posible determinar una cifra. Pero Administración y CSI-F coinciden en que estos casos son solo la punta del iceberg, que esconde una realidad que se sufre en soledad y por tanto que es necesario denunciar, con todos los recursos públicos disponibles para respaldar social y jurídicamente a los empleados públicos

Hay que tener en cuenta que desde el comienzo de la crisis, los empleados públicos han sido objeto de una campaña de desprestigio sin precedentes; una operación de acoso y derribo en la que se nos responsabilizó directamente de las causas de la recesión, cuestionándose nuestra labor, el volumen de las plantillas e incluso nuestra función social.

PROTOCOLO AGRESIONES AAPP

El sindicato CSI-F en AEMET.